Consejos para contratar el mejor seguro de vida

La contratación un seguro de vida se ha simplificado mucho gracias a internet. Tanto las compañías de seguros como los comparadores de seguros están muy presentes en la red y permiten formalizar una póliza de forma sencilla.

Pese a que las páginas son cada vez más fáciles de usar y podemos saber los mejores precios o las coberturas de cada seguro de vida es frecuente no saber cuales son los aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar el mejor seguro de vida.

Dudas en el seguro de vida1.- ¿El seguro de vida tiene como finalidad cubrir a tu familia o cubrir el importe de un préstamo o hipoteca?

Si la finalidad es cubrir a tu familia debes escoger un seguro de vida de capital constante, es decir, un seguro en que la cantidad que aseguras va a ser la misma año tras año, mientras que si es para cubrir una hipoteca es fundamental contratar un seguro de vida de capital decreciente para no pagar de más.

Al contratar este tipo de seguros se nos pregunta por el tipo de interés y la cantidad que falta por pagar para que, cada año, en el momento de la renovación el capital que aseguramos sea la cantidad exacta que adeudamos.En otras palabras, la cantidad que vayamos a asegurar cada año ira reduciéndose a la par que la amortización del préstamo.

2.- ¿Cuanto me va a costar la renovación del seguro de vida?

Es evidente que el precio resulta un condicionante fundamental a la hora de escoger un seguro de vida. Sin embargo tan importante como el precio es conocer o preveer el precio de la renovación el cual, en seguros de vida de capital constante, debe aumentar anualmente en torno a un 10% como máximo. En algunas compañías empiezan a facilitar una tabla con lo que pagaremos en los siguientes 5 o 10 años. Esperemos que cunda el ejemplo.

3.- ¿Que cantidad debo asegurar para cubrir a mis seres queridos?

La respuesta dependerá de tus circunstancias personales. Hay que tener en cuenta cuantas personas tienes a tu cargo (pareja, hijos o padres) así como si en tu familia eres la única fuente de ingresos o no. En función de las necesidades de los tuyos deberás calcular el importe necesario en ese momento. Con independencia de lo escrito te recomendamos que contrates una póliza en la que asegures al menos cinco veces tus ingresos netos anuales.

Partiendo de los anteriores consejos, te recomendamos comparar los distintos precios y coberturas de los seguros de vida que te ofrezcan y elegir aquel que sea mejor para atender tus necesidades presentes.

Los Seguros de Vida

Protege a tu familia con los seguros de vida

Los seguros de vida son contratos mediante los cuales la aseguradora se obliga a asegurar la vida del asegurado a cambio de un pago, o prima anual o periódica.

La prima a pagar será mayor o menor en función de la edad del asegurado, su profesión, su estado de salud y el capital que desea a asegurar.

Durante ese periodo si  se produce el fallecimiento o la declaración de incapacidad permanente absoluta de la persona asegurada, la compañía está obligada a pagar el capital pactado a los beneficiarios del seguro de vida, que serán aquellas personas que haya designado previamente el tomador del seguro.

Dentro de los seguros de vida podemos diferenciar entre:

  • Seguros de vida vitalicios o de de vida entera: Son aquellos seguros en los que la aseguradora garantiza el capital asegurado en cualquier momento en que se produzca el fallecimiento del asegurado.
  • Seguros de vida temporales: La compañía aseguradora fija un periodo durante el cual se obliga a pagar la indemnización en caso de fallecimiento del asegurado. Lo más frecuente en España es que se vayan renovando año a año hasta que el asegurado cumple 65 años, aunque ya hay compañías que permiten la renovación del seguro de vida hasta los 80 años.

Dentro de los seguros de vida temporales podemos diferenciar los siguientes tipos de primas (desembolso a efectuar por parte del asegurado):

  • A prima creciente o renovable: Es aquel seguro de vida en el que cada anualidad del seguro varía en función de la edad del asegurado, de acuerdo con la evolución de su tasa de mortalidad.
  • A prima nivelada o constante: Es aquel seguro de vida en el que el importe se determina para que el tomador del seguro pague en los primeros años una prima superior a la que le corresponde por su edad y pague menos de la que le corresponde cuando por el paso del tiempo el seguro se encarezca.
  • A prima decreciente: Es aquel seguro de vida en el que el objeto principal es cubrir la amortización un préstamo o hipoteca y el beneficiario es un banco o caja de ahorros. La prima es igual al importe de la cuota mensual de hipoteca a pagar.